Ir a…

Petroglifos

petroglifos

RSS Feed

Petroglifos de Boallo: un paseo circular por las estrellas


Aunque los petroglifos son considerados un gran misterio sin descifrar, en Galicia hay más de 3.500 estaciones de arte rupestre, donde los petroglifos de Boallo (Berdoias – Vimianzo) son un hermoso recorrido nocturno de diseños que se remontan hace 5 mil años atrás.

Estos petroglifos responden a combinaciones circulares, que es el símbolo más característico de los grabados gallegos.

Los petroglifos de Boallo fueron descubiertos en 1997, de forma casual por Manuel Soto, cuando éste reposaba sobre una roca durante una jornada de caza. Es un petroglifo compuesto por varios motivos circulares con un cuenco pequeño y un círculo único. Esta compuesto por dos circulos similares en forma y tamaño, que a su vez, constan de cuatro círculos, una cazuela central y un radio que comunica todo con el círculo exterior.

Los grabados rupestres de Boallo están dispuestos bajo una superficie erosionada de una roca de granito que emerge del suelo, que se coloca al pie de otras dos piedras superpuestas que sirven de refugio desde el oeste. La roca tiene una pendiente suave y su orientación esta dirigida al oeste del sol.

Algún tiempo después, Roberto Mouzo Lavandeira, experto y divulgador de la historia y el arte de Vimiancesa, encontró otra estación en los alrededores, en la llamada Pedra Mosqueira. Mouzo fue el autor del primer informe e hizo un diseño único de los motivos encontrados. Veinte años más tarde, el Ayuntamiento invitó al grupo A Rula, una entidad dedicada al descubrimiento, la investigación y la difusión del arte rupestre, para un espectáculo nocturno previsto para hoy por el conjunto rocoso de Boallo.

En la primera estación del Hill hay un solo panel de poco más de un metro cuadrado con hasta 9 combinaciones de círculos concéntricos con copas centrales y diámetros entre 44 y 10 centímetros. En la parte inferior están los dos círculos más grandes, cinco y cuatro anillos, respectivamente.

Rula también indica en su informe, que en el caso, en una roca horizontal hay una combinación circular única de tres anillos y una copa central de unos 30 cantímetros, donde la roca esta muy desgastada, por eso los grabados pueden observarse mejor de noche.

Esther R.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *