Ir a…

Petroglifos

petroglifos

RSS Feed

Petroglifos de Toro Muerto serán postulados ante la Unesco


El gobierno regional de Arequipa, en Perú, se encargará de postular al complejo arqueológico de los petroglifos de Toro Muerto ante la Unesco, para que el lugar sea declarado Patrimonio Cultural de la Humanidad.

Se tiene previsto que el informe de postulación se encuentre concluído para finales del 2018, soportanto el mismo a través del proyecto Qhapac Ñan, la empresa privada y arqueólogos americanos, proporcionando equipos para tomar fotografías 3D, además de tener un registro aérea del complejo arqueológico por medio de un dron.

Se ejecutarán trabajos en la zona de señalética informativa a los largo del camino, en la carretera y se realizarán trabajos de mantenmiento de instalaciones sanitarias. También habrá mejoramiento de las áreas verdes, demarcación de circuitos, recorridos, etc.

El responsable de los petroglifos de Toro Muerto es el arqueólogo Marco López, indica que al mes reciben 600 turistas en la temporada alta, número que se espera ascienda una vez declarada Patrimonio Cultural.

Toro Muerto es una zona que alberga más de 3 mil petroglifos, por lo que es considerado uno de los más grandes del Perú en cantidad y extensión, con un área de 5 mil hectáreas, donde los petroglifos se centran en una zona de 200 hectáreas.

En esta zona se pueden encontrar representaciones geométricas y antropomórficas, camélidos, reptiles, aves que se datan en la época del Intermedio Temprano (200 – 400 d.C), Horizonte Medio (500 – 900 d.C), Intermedio Tardío (1000 – 1300 d.C) y el Horizonte Tardío (1350 – 1500 d.C)

Toro Muerto se encuentra en la juridicción del distrito de Uraca, provincia de Castilla, en el valle de Majes, a unas 4 horas de la ciudad de Arequipa.

Por su parte, la compañía minera Zafranal S.A.C. Se encargará de ejecutar la puesta en valor del complejo arqueológico de los petroglifos de Toro Muerto, trabajo necesario para lograr el objetivo. Para ello, la compañía suscribió un convenio con la Dirección Desconcentrada de Cultura.

Esther R.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *