Ir a…

Petroglifos

petroglifos

RSS Feed

Gran deterioro de petroglifo de As Tenxiñas se debe a los pasados incendios


El yacimiento de arte rupestre As Tenxiñas, ubicado en Pousiño y declarado Bien de Interés Cultural (BIC) desde 1974, están afectados por el efecto de la termoclastia, el cual hizo saltar en pedazos el panel vertical con una representación de ciervos, siendo éste uno de los conjuntos de petroglifos más conocidos de la zona.

La realidad es que el deterioro que actualmente tienen estos grabados rupestres, se debe a los graves incendios incendios del año pasado en el mes de octubre, lo cual han tenido un efecto de termoclastia, que actúa sobre la superficie de la piedra.

La situación en la que se encuentran los petroglifos fue expuesta y denunciada por Jorge Álvarez García, quien es un vecino de la zona y aficionado a la arqueología, además de ser uno de los impulsores de la ruta de los petroglifos de Amoedo.

“Este año la capa superficial de la roca se levantó en pedacitos en toda su extensión de forma muy acusada”, explica más detalladamente. Esta es una acción que se califica como irreversible. En ella estaban representadas ciervos y varias composiciones abstractas.

De igual manera, Álvarez García, denuncia que la maquinaria pesada que trabajó en la tala de la madera quemada en la zona, también afectó y destrozó rocas en los alrededores de As Tenxiñas, afectado los 200 metros de protección requeridos.

El yacimiento de Pazos de Borbén fue estudiado por varios especialistas como Sobrino Buhigas, Elizabeth SheeTwohig, López Cuevillas y Michael J. O´Kelly, los cuales describieron la magnitud de esta estación rupestre de composiciones circulares, cazoletas, ciervos y una espcie de cópula, expresado también por diferentes historiadores. Peña Santos lo plasma en su libro en 1979, así como lo hicieron también Manuel Ledo, Manolo Rei, Santos Estévez y Xosé Lois en sus publicaciones.

Por ello, Álvarez García exige una actuación urgente en el caso, a fin de rehabilitar este esplendoroso yacimiento ya que además de formar parte de la historia es un Bien de Interés Cultural local e internacional.

Esther R.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *